Artículos Terapia Presentación Inicio

CURSO : "EL LENGUAJE DE LAS EMOCIONES"

 

                                ADMIRACIÓN VS ENVIDIA

 

  • Envidiamos lo que podríamos crear o conseguir aunque, por algún motivo, aún no lo hayamos hecho.
  • Por tanto, la envidia es un deseo potencial profundo no realizado.
  • La envidia nos hace creer que, si poseyéramos aquello que vemos que otra persona posee, estaríamos bien.
  • Suele ser incómodo de reconocer que sentimos envidia, ya que resulta vergonzoso decir que nos molesta “la felicidad de otra persona”. Reconocerla nos hace sentir vulnerables.
  • En ocasiones, se acompaña de sentimientos de ira, codicia, odio, resentimiento, soledad y tristeza.
  • Los celos, a diferencia de la envidia, quiere destruir aquello que despierta sus celos. Ejemplo: la relación de pareja que tiene su amiga, porque siente celos de que su amiga tenga a alguien que la quiera y ella no.
  • La envidia es el resultado de:
    •  nuestras necesidades insatisfechas cuando éramos bebés. Ejemplo: quien de pequeño perdió a su madre, pero no sabía como expresar su dolor y no tenía ningún adulto cariñoso con quien compartirlo, se vuelve envidiosa de otras niñas que todavía tenían a su madre.
    • el nacimiento de un hermano, envidia hacia los cuidados que recibe.
  • Quien siente envidia, por regla general, no ha desarrollado su propio potencial.
  • Admirar. A diferencia de la envidia, no ocasiona malestar y se puede disfrutar, con la otra persona, del rasgo que admiramos en ella, que podemos poseer igualmente o no.