Artículos Terapia Presentación Inicio
   
ARTICULO DEL MES
ARTICULOS ANTERIORES
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  PEDAGOGÍA SISTÉMICA
 
 
 
 
 
 
 
 



Pedagogía Sistémica - Conclusiones

 

Imagen relacionada

 

 

.-¿QUÉ ACTITUD TOMAR
 EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE
PARA FACILITARLO?

 

         Para cumplir con los objetivos anteriormente mencionados, es imprescindible ORDENAR EL AMOR, para que pueda fluir. Esto implica desarrollar actitud de respeto, claridad y humildad, por parte de todos los componentes del sistema educativo.  De esta forma podrán desempeñar sus funciones con eficacia y responsabilidad.

         Todos los elementos que componen un sistema se encuentran en interacción y formar parte de un todo. ¡Las partes constituyen el todo, pero a su vez el todo está en cada parte!.

         Por todo lo mencionado anteriormente, es importante recordar que los acontecimientos están tejidos por múltiples eslabones que forman parte de una larga cadena que viene de muy lejos. Si creamos un puente entre todos los elementos que intervienen en el aprendizaje, podremos educar desde el amor. Y lo que hemos amado en algún momento en nuestra vida, siempre vivirá en nuestro corazón. Y así, también se abre un espacio para lo nuevo.      

         Todos estos aspectos, se pueden lograr con fe, ilusión y trabajo. Y reconociendo que cuando hacemos algo, lo hacemos porque queremos. Por tanto, es un esfuerzo que cubre nuestras propias necesidades. De esta forma, participaremos en un proyecto personal y profesional significativo para nosotros y para todos aquellos cuyas necesidades se complementan con las nuestras.

         Si pasito a pasito, vamos modificando actitudes e introduciendo novedades, la relación familia y escuela se convertirá en un alivio para las heridas abiertas por el roce de la vida. Una enseñanza donde fluye el amor incondicional.

         La recompensa a un buen trabajo, son los propios resultados y hacer lo que nos gusta, porque al hacerlo evolucionamos y resolvemos asuntos del pasado e historias pendientes con nosotros mismos que forman parte de nuestra “historia de vida”. Y así, pasaremos a ser partícipes de un necesario cambio en la educación al servicio de todos.