Artículos Terapia Presentación Inicio
   
ARTICULO DEL MES
ARTICULOS ANTERIORES
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  PEDAGOGÍA SISTÉMICA
 
 
 
 
 
 
 
 



Pedagogía Sistémica - Maestros

 

Resultado de imagen de fotos de pedagogia sistemica

       

3.- Los MAESTROS:

  • En Relación a su Propio Origen Familiar y Vocación Profesional:
    • Aprovechar la fuente de vida y valores de la familia en favor de la educación del alumno, así hereda la fuerza de su origen.
    • Es importante que los profesores o maestros trabajen en el Colegio por vocación, más que por necesidad. Es decir, que vocación y destino se unan.
    • Si el educador conoce su propia historia y ha sanado su vínculos familiares y académicos, ofrecerá mensajes e imágenes internas que fomentan la paz en sus alumnos.
    • Tomar la propia vida, es la más valiosa reconciliación.
    • Si los maestros y profesionales de la enseñanza se encuentran ubicados correctamente en su familia de origen, dispondrán de una mirada amplia y ofrecerán un amor que puede ver….. y desde ahí, enseñar.
    • Cuando un educador mira hacia atrás, a su biografía académica y mantiene alguna queja con alguna parte de la enseñanza que recibió o con alguno de sus maestros, difícilmente podrá realizar su tarea docente con la claridad, vitalidad y entusiasmo que necesitan sus alumnos.
    • Por eso, es necesario hacer una lista nombrando los distintos centros en los que ha estado (recibiendo o impartiendo), por antigüedad y el tiempo que hemos pasado en ellos. Para finalmente, agradecer y reconocer todo lo que hemos recibido de cada uno de ellos.
    • Aceptar que los padres de los alumnos son los forjadores de valores, creencias y conductas que son propias de una dinámica intrínseca familiar. Y los alumnos, a veces inconscientemente, se verán obligados a defenderlos ante el maestro y éste, si no las respeta, perderá autoridad ante él.

 

  • En Relación con las Familias de sus Alumnos:
    • Reconocer y respetar la jerarquía entre maestros y padres. Es decir, los maestros y los padres son grandes y los alumnos y los hijos pequeños. Los maestros y los padres dan y los hijos toman.
    • Por tanto, hay que evitar que los alumnos carguen con responsabilidades emocionales o funciones que nos les corresponden a su edad. Es decir, estar bien ubicados como padres y como profesores, con respecto a los niños.
    • Ejemplo: un maestro que se coloca como padre puede recibir el enfado que el alumno siente hacia su verdadero padre por haberle abandonado cuando era pequeño. La rabia no expresada entonces, la proyecta sobre el profesor que hace de padre con él.
    • Evitar hacer de mediadores entre padres separados que se niegan a tener entrevistas conjuntas con los maestros de sus hijos.
    • El maestro que ocupa el lugar del padre o madre de su alumno, pierde su identidad y se coloca en un lugar que no puede llenar, que es el de la paternidad o maternidad. El camino equivocado es la "heroicidad", es decir, el sobre-esfuerzo y desgaste emocional por tratar de "ayudar" a sus alumnos.

 

  • En Relación con la Escuela:
    • Los profesores pertenecen a una institución a la que tienen que respetar y trabajar junto a ella, para conseguir unos objetivos comunes.
    • Cuando los maestros sienten que pertenecen a una escuela que les respalda, no se sentirán solos en su labor educativa, ni excluidos, ni con miedo. El “sentido de pertenencia”, ¡eres uno de nosotros! crea vínculos constructivos y que reconcilian.
    • Cada maestro tiene que ocupar su lugar y cumplir con las responsabilidades que ello implica.
    • Defender la dignidad de la escuela ante otros maestros y sus propios alumnos.
    • Evitar resolver los problemas personales en la escuela.

     

  • En Relación con otros Maestros:
  • (La Dimensión INTRAGENERACIONAL 1):
    • Respeto entre los maestros, es decir, respetar la antigüedad de los veteranos y nutrirse de su experiencia. Por tanto, los profesores que llegaron primero, tienen prioridad.
    • Un maestro que honra a los demás maestros que le han precedido y les dan un lugar en su corazón, les ayuda a reconciliarse con su profesión, aumenta su autoestima y la valoración de su labor.
    • El maestro que respeta a los maestros que estuvieron antes, fomenta en los alumnos el mismo respeto en ellos.
    • Para ello, por ejemplo, se puede crear una Orla, donde en la fila superior aparezcan los fundadores del colegio que pueden estar ya jubilados, y posteriormente y por este orden: el Director, el Jefe de Estudios, la Secretaria, el Orientador y finalmente todos los profesores, comenzando por el más antiguo hasta el más reciente y todos los alumnos de ese curso, ordenados según su fecha de nacimiento. De este modo se reconoce la labor que hicieron todos hasta llegar al momento actual. El amor crece y florece dentro de un orden que da a cada miembro del sistema un lugar de dignidad y respeto.
    • La responsabilidad del aprendizaje es de aquel que estudia. Los profesores acompañan y muestran. Por eso, cuando un maestro pone en duda el trabajo de otro compañero anterior a él, está diciendo a sus alumnos que la responsabilidad de los resultados es del profesor anterior y se la quita a los estudiantes. La consecuencia es que con él tampoco aprenderán.

 

  • En Relación con sus Alumnos:
  • (La Dimensión INTERGENERACIONAL 2):

5.1.- Dejar de mirar al alumno como víctimas y empezar a ver los recursos que tienen y facilitar su desarrollo, para afrontar su destino con más claridad.

5.2.- Tener en cuenta que todos los alumnos actúan por amor y sus padres también. Por tanto, cuando surgen dificultades en el aprendizaje, éstas pueden estar causadas por dinámicas familiares ocultas, ya que detrás del alumno se encuentra toda su familia. Así, las aspiraciones de los maestros, pueden volverse más humildes.

5.3.- Hijos y padres se encuentran ligados a un destino común del “clan”. El comportamiento del niño, puede estar resaltando algo que estaba escondido en su sistema familiar y que requiere “ser visto”. Así, con la mirada puesta en los enredos del destino de esa familia, se va adquiriendo el respeto que faltaba. Sin embargo, si docentes y padres se llenan de reproches mutuamente, se deja de mirar la solución, ni lo que la conducta del alumno está tratando de decir.

5.4.- Preguntarnos, ¿hacia dónde se dirige la atención del niño?, desde su alma ¿qué es importante para él/ella?...... si todo niño actúa por amor ¿hacia dónde se dirige ese amor? ¿a quién está “cuidando”?. Cuando el alumno se distrae, es que tiene la atención en otro lado que para él es más importante y necesita.

5.5.- Los alumnos se niegan a tomar el aprendizaje, si sus padres no son respetados por el profesor.

5,6.- Evitar convertirse en amigo de sus alumnos.

5.7.- Evitar resolver los problemas personales de sus alumnos en el ámbito de la escuela. Para ello, se contará con el Equipo Psicopedagógico del colegio.

5.8- Evitar solucionar los problemas expulsando al alumno del aula.

5.9.- Los niños que tienen un destino más grave, son los que tienen el amor más fuerte, que a veces, se manifiesta en retraso escolar o alteraciones de conducta. Por tanto los “síntomas”, son un regalo que ofrece el sistema, para poder cambiar alguna cosa que está en desequilibrio. Ejemplo: una niña etiquetada de hiperactividad le habían puesto el nombre de una hermanita que falleció a los pocos días de nacer. Así, en su interior, los padres siguen mirando a la segunda hija como si fuese la primera, la fallecida….. y la niña lo manifestaba con hiperactividad, como si “fuera dos personas” a la misma vez. Es decir, tenía dificultad para ubicarse. El cambio sólo se puede conseguir con la estrecha colaboración de los padres, pues es a ellos a los que les corresponde descubrir un hecho tan importante.

5.10.- Ubicar a los alumnos por edades en el aula. Los pequeños delante y los mayores atrás, evitando favoritismos u “ovejas negras”. Dar a cada uno un lugar digno y de respeto.

5.11.- Facilitar que los alumnos tengan un referente adulto en el centro o tutor que los proteja de cualquier abuso y haga respetar los valores y educación emocional dentro del centro educativo. De esta forma se resuelven los conflictos, sin que afecte al rendimiento académico de los alumnos.

5.12.- La educación emocional favorece una convivencia desde el diálogo y el bienestar que facilita el crecimiento y motivación hacia el aprendizaje. Para ello, se podrán diseñar programas específicos.

5.13.- Crear una educación donde la seriedad se complemente con la espontaneidad, la racionalidad con la creatividad y la objetividad con la intuición. De esta forma se evitará que los conocimientos muy académicos se desvinculen de nuestra verdadera esencia. Y con la creatividad reflejamos la lealtad a la madre.

5.14.- Potenciar el orden del sistema educativo y familiar en los alumnos. Sostener, contener, orientar y guiarlos con amor y respeto.

 

  • En relación a los Contenidos Curriculares, Materias y Asignaturas.

¿Cómo podemos tener una visión más amplia, para facilitar el aprendizaje de las asignaturas y sus contenidos?

    • Es importante que cada profesor pueda desarrollar las tareas en relación con las cuales está más motivado y más preparado.
    • Los maestros pueden tener fidelidades y vínculos no conscientes con sus ancestros por el tipo de asignaturas que imparten. Si reconocemos estos vínculos de amor, tanto en los maestros como en sus alumnos, la enseñanza se volverán más comprensiva y humilde en sus aspiraciones.
    • Cada maestro debe de focalizar la atención del alumno en los contenidos de su asignatura, para facilitar el aprendizaje. Para ello, a veces, es necesario ver algo en la familia que sea prioritario y necesite solución.
    • Es importante que lo que aprenden sea significativo para ellos y adaptado a sus necesidades.
    • Y recordar que es la biografía del maestro la que le ha llevado a la enseñanza.